RUPTURA SENTIMENTAL……

¿Qué hacer cuando una persona se aleja de nuestra vida por decisión de él o ella, pero no por deseo nuestro? Nos pesa mucho su falta, no sabemos qué pasos dar, cómo lidiar con la tristeza y la ausencia. Mi pregunta es: ¿Por qué irnos a los extremos? ¿No hay que verse nunca más? ¿Es todo o nada?

En el caso de una ruptura inesperada o que has tratado de evitar durante un tiempo, en un principio puede que te sientas desorientado, a la merced de estados emocionales variables: llanto, desasosiego, por qués… Después de la primera reacción, que es conveniente dejar fluir de la manera que se presente, verás que hay más opciones que se abren como un abanico delante de ti, para hacerte sentir mejor (¡¡sí, puedes sentirte mejor en este momento!!).

Una posibilidad es intentar una reconquista. Es tu derecho, si alguien decide algo contrario a tus deseos, puedes tratar de lograr una reconciliación o un acercamiento, de manera suave, tratándote bien a ti mismo (o misma) y a la otra parte involucrada. Sin forzar situaciones ni presionar tiempos, manteniendo las expectativas en niveles reales.

Un intento de reconciliación tal vez te resulte, tal vez no. Si lo intentas, tienes el 50% de posibilidades en contra y 50% a tu favor. Si no lo intentas… pues, como bien te figuras, las probabilidades a tu favor son significativamente menores.

Plantear una amistad o permanecer en contacto por email o de otra manera puede ser el inicio del camino que quizá los lleve a volver a estar juntos en algún momento. O a suavizar la separación, que no tiene por qué ser tan abrupta si necesitas otra cosa.

Tal vez no quieras volver a entablar una relación sentimental con esta persona, pero te haya quedado un gusto amargo. Si una relación se termina por decisión absoluta de uno solo de los miembros, la ruptura probablemente quedará en los términos que esa persona haya dispuesto. Te hará sentir mejor tratar de llegar a un terreno neutral el en que la ruptura esté en los términos de los dos, en la medida que sea posible. Esto te dará una gran paz interna. No podemos obligar a alguien a que esté con nosotros si no quiere estarlo o si tiene dudas, pero sí podemos propiciar una post relación más amigable, que esté en sintonía con nuestros sentimientos, recuerdos e historia de vida en común.

Aceptar la situación presente abre un abanico de posibilidades, desde intentar volver a estar juntos, quedar en mejores términos y seguir cerca desde otra óptica, a comenzar a transitar el dolor de la separación y hallar nuevos rumbos, nuevos amores y nuevas historias para disfrutar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s